Nociones

Disciplinas

Interdisciplinariedad

La práctica de la interdisciplinariedad y la reflexión teórica sobre las mutaciones actuales de los campos disciplinarios ocupan un lugar central en los tres ejes de estudios propuestos, concebidos para generar unos enfoques transversales concretos en todas las áreas de las ciencias humanas y sociales y para proponer un laboratorio de experimentación científica que responda a la orientación principal de la política de excelencia científica de la Casa de Velázquez. No se trata en modo alguno de convocar una a una las disciplinas de las ciencias humanas y sociales para disertar sobre un objeto de estudio, sino de cruzar los enfoques y los datos proporcionados por cada una de ellas con el objetivo de establecer un diálogo fecundo y producir un discurso científico renovado.

Las herramientas metodológicas y los conceptos utilizados también deberán ser compartidos, autorizando de este modo la exploración de nuevas vías epistemológicas. Se privilegiará el recurso a los soportes y a los desarrollos ofrecidos por las TIC (desde la simple base de datos al Sistema de Información Geográfico, pasando por los análisis factoriales o espaciales y las humanidades digitales) para reunir, interrogar y estructurar, incluso cartografiar, los datos obtenidos por los diferentes estudios. Este enfoque cuantitativo debería permitir incrementar sensiblemente la calidad del discurso científico, al disponer de mejor información.

Tiempo

Diacronía

Siguiendo la estela del anterior plan de estudios quinquenal que reforzaba la cooperación entre las dos direcciones de estudios (antigua y medieval / moderna y contemporánea), proponemos privilegiar el largo plazo de la diacronía. El hecho de inscribir un análisis científico en el largo plazo presenta varias ventajas: en primer lugar, aprehender el ritmo o la respiración de un fenómeno histórico, marcado por evoluciones, rupturas o periodos de estabilidad, permite entenderlo en su globalidad y confrontarlo a contextos sociopolíticos, económicos o culturales diversos; en segundo lugar, el largo plazo permite superar las divisiones, en exceso eurocentristas, que impone nuestra periodización histórica.

Al adoptar el punto de vista del Otro, las referencias cambian y los marcadores quedan redefinidos; en tercer lugar, el hecho de cubrir varios periodos distintos permite realizar un trabajo sobre la memoria, sobre la repercusión de un hecho histórico y sobre las evoluciones que le siguen. Más allá de su interés heurístico, el recurso al largo plazo, que ocupa un lugar central en el enfoque braudeliano, es especialmente pertinente a la hora responder a los concursos públicos, muy especialmente los europeos: si bien es cierto que éstos están arraigados en una realidad histórica pretérita, la mayoría de las veces invitan a tomar en consideración su resonancia en la formación del presente.

Espacios

Enfoques multiescalares

El arraigo específicamente hispánico del EHEHI tiene como vocación abrir su campo de estudio a una cooperación científica internacional de alto nivel, muy especialmente en dirección al Magreb y a América Latina. Las tres áreas de competencia de la Casa de Velázquez, como son la Península Ibérica, el Magreb y América Latina, comparten en determinadas épocas una historia común. Tanto el espacio africano como el espacio atlántico son abordados, no por sí mismos, sino a través de los vínculos seculares que han establecido con la Península Ibérica; dicho de otro modo, son estudiados desde la Península Ibérica o, más aún, en relación con ella.

En efecto, estos territorios, y los espacios marítimos que los separan, han desarrollado a lo largo de los siglos un diálogo permanente, de una densidad tal que ha llegado a territorializar algunas de estas “llanuras líquidas” (golfo íbero-marroquí, espacio atlántico), ayudado por unas escalas portuarias situadas frente a frente. Este diálogo se expresa a través de flujos, de circulaciones (de bienes y de personas), de intercambios (materiales e inmateriales), que en ocasiones forman redes internacionales. Esta reticularidad invita a movilizar los enfoques desarrollados por la historia conectada y la historia global. Un enfoque multiescalar, con un vaivén continuo entre estudios de casos regionales y la ambición de una historia-mundo1, evitará aislarse de los contextos históricos.

1  Patrick BOUCHERON,  Nicolas DELALANDE, Pour une histoire-monde, Paris, PUF, 2013.

ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER