Huellas y representaciones del pasado en los monumentos y el patrimonio, siglos XIX-XXI (Europa – América Latina)

30MAYO - 3JUNIO 2022
Madrid
Taller


Coord.: Claire BARBILLON (Université de Poitiers / École du Louvre), Jérôme GRÉVY (Université de Poitiers), Thomas KIRCHNER (Centre allemand d’histoire de l’art), François-René MARTIN (École du Louvre, École nationale supérieure des beaux-arts de Paris), Stéphane MICHONNEAU (Université de Lille)

Org.: ANR RUINES (Maison européenne des sciences de l'homme et de la société, Lille), CRIHAM EA 4270 (Université de Poitiers et de Limoges), École du Louvre (Paris), École des hautes études hispaniques et ibériques (Casa de Velázquez, Madrid), Centre allemand d’histoire de l’art (Paris)

Col.: Ambassade de France en Espagne, Ambassade d'Allemagne en Espagne

Presentación

Las huellas del pasado son los testimonios de acontecimientos históricos que ya terminados: hacen presente lo que pertenece al pasado y lo encarnan de forma involuntaria. Son a veces objeto de una reinversión simbólica que las designa como marcas, caracterizadas por la firma intencional de un agente identificable. Dichas marcas son siempre una forma de apropiación simbólica y espacial -como mínimo, un derecho de presencia, como máximo, la afirmación de una reivindicación- de la huella material, es decir, una producción de signos.

Las marcas producidas por grupos sociales e individuos son muy variadas. No obstante, podemos agruparlas en dos grandes tipos: las inscripciones gráficas o pictóricas, que son más bien efímeras y frágiles, y las construcciones monumentales, que suelen ser permanentes. Sin apartar las primeras, analizaremos las formas duraderas, excluyendo las marcas que no se basan en una huella (por ejemplo, un monumento de guerra comunal rara vez está vinculado a una huella o a un vestigio de la guerra). Estas intervenciones corresponden a dos grandes tipos de operaciones: por un lado, la conservación, la monumentalización y la patrimonialización de determinados vestigios, y por otro, la demolición o la desaparición más o menos deliberada de otros vestigios. Así, debemos considerar la patrimonialización y demolición de manera dialéctica.

El marco geográfico y temporal elegido cubre todo el periodo contemporáneo (siglos XIX a XXI), hasta la actualidad. El ámbito estudiado cubre a Europa en su amplio sentido ("desde el Atlántico hasta los Urales") y el mundo iberoamericano en todo su conjunto (incluyendo a Brasil y al Caribe). El reto consiste en historizar los usos de los vestigios y los monumentos según las épocas consideradas y situarlos en un contexto local preciso para identificar posibles singularidades. Se prestará especial atención al juego de circulaciones e imitaciones en el espacio euroamericano.

El taller doctoral analizará los siguientes temas:

1. El reconocimiento de las huellas

Las huellas del pasado pueden ser visibles o no: en cualquier caso, ya sean materiales o inmateriales, suponen un proceso de investigación e identificación, ¿Podemos hablar de la "invención de las huellas"? ¿Cuál es el valor y el significado de este proceso, que podría ser de un arqueólogo o más de un anticuario? No todas las huellas son objeto de atención. ¿Qué significa la desaparición, el abandono o incluso la destrucción intencionada de las huellas?

2. Dar sentido a las huellas

Las huellas son objeto de una resignificación, especialmente a través de las expresiones artísticas: arquitectura, escultura, pero también representaciones gráficas. Las huellas marcadas también pueden ser activadas por conmemoraciones. Por último, pueden ser convertidas en patrimonio, siempre que tengamos en cuenta la dilatación de la noción de patrimonio a lo largo del tiempo, en comparación con la noción de monumentos históricos desarrollada en el siglo XIX. ¿Cuáles son las formas artísticas y los modos de instrumentalización de las huellas? ¿Quiénes son los actores de estas operaciones de resignificación de las huellas?

3. Representar el pasado

Las operaciones de marcado implican representaciones selectivas del pasado. ¿Qué tipos de lenguaje artístico o historiográfico sobre el pasado se elaboran? ¿Cómo crean a la vez identidades sociales y legitimidades políticas? ¿En qué medida los relatos narrativos históricos, en el sentido estricto de la palabra, es decir, producidos por profesionales de las cuestiones del pasado, participan en la construcción de las memorias de estos lugares? ¿Cómo las obras artísticas se apropian y escenifican el pasado?

4. Transferencias y circulación monumental

También puede haber formas, maneras de hacer y actores propios al ámbito de estudio y al periodo considerado. ¿Podemos identificar modelos según los periodos o espacios estudiados? ¿Cuáles son las circulaciones en juego en el espacio euroamericano? ¿Corresponden necesariamente a una visión eurocentrista y difusionista? Se podría estudiar la cuestión de la modernidad en los monumentos. ¿Existen los monumentos abstractos? El Monumento a la memoria de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht de Mies van der Rohe (1926), destruido por los nazis, es un caso emblemático.

5. Contra-monumentos, anti-monumentos

Existe un vínculo entre la memorialización y el marco espacial en el que tiene lugar. Recientemente, este vínculo ha sido cuestionado por los contra-monumentos (Jochan Gertz), los anti-monumentos (Dani Karavan en Port-Bou) o por la atención prestada a los paisajes de la memoria desprovistos de huella, como los del Kolyma. ¿Cuáles son las estrategias de apropiación del espacio? ¿De qué manera los contra-monumentos, o anti-monumentos, replantean la cuestión de la monumentalidad? ¿Puede un paisaje hacer memoria? ¿Necesita siempre la memoria huellas para ser fijada y construida?

6. Vandalismo, destrucción, sustitución

El vandalismo o la destrucción de los monumentos se convierte en un tema de actualidad cuando su contenido político y conmemorativo parece dejar de corresponder a las expectativas de las sociedades contemporáneas (monumentos a esclavistas, descubridores, etc.). Otros monumentos son desplazados o sustituidos (monumentos ecuestres franquistas). El arte contemporáneo participa activamente en estas operaciones de resignificación. ¿Son estos gestos unas ofensas al patrimonio monumental? ¿Hasta qué punto es posible la resignificación de un monumento? ¿Deseable? ¿Por qué los monumentos cristalizan estos debates? ¿Cómo se volvieron algunos de ellos polémicos?

 

Próximamente se actualizará la información relativa al proceso de inscripción

 

 

ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER