Charlotte MASSIP

Nací en 1971. Estuve estudiando en la escuela Estienne de París y en los Artes Decorativos de Estrasburgo. Además he tenido exposiciones en varias galerías  (Michèle Broutta - Paris XVe, Fürstenberg - Paris VIe, Wégimont, en Bélgica, Jean-Claude Cazaux, en Biarritz...)
Desde mi adolescencia hasta ahora, siempre me he sentido fascinada por la elegancia, la fantasía o la delicadeza de los trazos de Hans Bellmer, Ritch Miller, Rudolf Schlichter, Dominico Gnoli, Fred Deux o José Hernández.

 Me gusta el grabado porque busca la verdad en los detalles. Así, textura, piel, nervios, fibras o pelos me producen desde el principio un efecto de frontera frágil y decisiva, la última antes del descenso vertiginoso a las profundidades. Luego, el esqueleto llegó a ser para mí la arquitectura ejemplar de lo vivo y, naturalmente, el soporte y receptáculo orgánico de mis estados de ánimo, al que me pareció vital vincularme: así comenzó mi aventura con las disecciones. Me gusta el grabado porque sus delicadas incisiones de escalpelo tienen algo de gesto quirúrgico, preciso, sin vuelta atrás. Para mí, la mordida del metal es como una operación que comienza por la piel y se continúa en las oscuridades de tinta y de sangre de la materia.
Sueño con libros que mezclan la magia del grabado con el misterio de las palabras.
Me siento honrada de que este camino mío se siga desarrollando dentro de la Casa Velázquez, en Madrid.
Hoy me inclino con mis instrumentos hacia las Santas vírgenes y martirios, tumbadas en los Flores y Vitae santuarios, con el propósito de entregarles mi admiratio.

http://charlotte.massip.free.fr

 

ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER