Marine DELOUVRIER

Arquitectura / pintura
marine.delouvrier@casadevelazquez.org 



 

Biografía

Arquitecta y dibujante, Marine Delouvrier trabaja principalmente en el ámbito del patrimonio arquitectónico y urbano. Su deseo de desencriptar la arquitectura ya construida, de comprender su estructura y su historia, supone para ella una manera de mirar desde la distancia la práctica arquitectónica, situándose principalmente en los campos de la investigación y el análisis.

Licenciada en la Escuela Nacional Superior de Arquitectura de París Belleville en 2015, durante los últimos tres años se ha dedicado a ilustrar la historia de la arquitectura, a través de encargos para el Studio Différemment, la Asociación Madinat Albalat o la editorial CM Exceptions, entre otros.

Sus ilustraciones del patrimonio, que representan las investigaciones realizadas sobre el funcionamiento de un territorio o de un edificio, tienen como objetivo transmitir el análisis de su morfología y de su historia. La libertad que permite el dibujo, la riqueza de los códigos de representación propios de la arquitectura y sus implicaciones le permiten elegir para cada tema la representación más didáctica y explicar así la complejidad de un lugar o de un edificio.
 

Proyecto

El proyecto en residencia de Marine Delouvrier se centra en los pueblos de la Sierra Norte de Guadalajara, a 130 kilómetros al noreste de Madrid.

Su objetivo es realizar un análisis ilustrado de este lugar a diferentes escalas: a escala territorial, para comprender la relación con la geografía de esta serie de pueblos que funcionan como un todo; le sigue la escala del pueblo, para estudiar su organización social y espacial, que era consecuencia directa de la forma natural del lugar, y, por último, la escala arquitectónica para estudiar y restituir aquellas habilidades de las que derivan estas construcciones.

Estas ilustraciones didácticas se basarán en un trabajo de campo detallado, una agrimensura del lugar reconstruido a través de dibujos y en alzados hechos in situ. La reciente toma de conciencia del impacto humano sobre su entorno, los cambios climáticos que genera la actividad humana, la necesidad de adaptar sus prácticas de acuerdo con su contexto natural son, según ella, síntomas de un profundo cambio que pone en cuestión la visión hegemónica del ser humano: en este momento, parece vital que adapte su modo de vida al contexto natural que habita.

El fin de esta investigación ilustrada sobre los pueblos de piedra negra no es idealizar el modelo rural sino intentar comprender una manera de concebir una arquitectura a escala humana, en la que la forma emerja de los recursos que se encuentran en el terreno y de las restricciones espaciales naturales.

 

 
ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER