Marine DE CONTES

Cine
marine.decontes@casadevelazquez.org





 

Tras haber realizado estudios de lenguas, Marine de Contes sigue cursos de realización en Buenos Aires antes de obtener, en 2011, la diplomatura de montaje de la ECAM en Madrid, ciudad en la que ha vivido durante casi ocho años.

Durante sus estudios realiza diversos cortometrajes documentales y descubre los códigos del diario filmado —dedicándose a la exploración de lo cotidiano a través de la imagen— y después del documental observacional, sin voz en off ni comentarios, en las fronteras de la ficción.

A continuación trabaja en España y Francia, como asistente de montaje en películas de Javier Rebollo, Jonás Trueba, Lucile Hadzihalilovic, Mateo Gil o Pablo Berger. También ha sido jefa de montaje en las películas de Víctor Iriarte, Ludovic Vieuille, en una serie de Lucie Borleteau, así como en numerosos cortometrajes.

Les Proies (2018), su primera película, producida por L’atelier documentaire, obtuvo el premio Louis Marcorelles de la competición francesa en el Festival Cinéma du Réel. Asimismo, la película se presentó en numerosos festivales internacionales: Frames of Representation de Londres, Sheffield Doc/Fest, The Viennale-Vienna International Film Festival, True/False Film Festival, Ficunam o Art of the Real, entre otros.

 

Proyecto en residencia

El proyecto de filme desarrollado en residencia por Marine de Contes nos lleva hasta la isla de la Gomera, en el archipiélago de las Canarias. El silbo, lengua regional de la isla, que tiene la particularidad de ser una lengua exclusivamente silbada, permite a los habitantes comunicarse a kilómetros de distancia. De los valles a las cumbres, resonando como el canto de un pájaro, se integra en perfecta armonía con el paisaje volcánico de la isla.

Tras haberse perdido durante varias generaciones, los constantes esfuerzos de profesores y su inscripción en el patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO en 2009, han dado un nuevo impulso a esta manera de comunicación. Hoy el silbo se hace oír en los campos y en las ciudades, cuyos habitantes han recuperado el gusto por silbar.

No es extraño cruzarse con grupos de niños discutiendo maliciosamente con silbidos. Estos jóvenes serán precisamente el tema central de la película. Como nuevos garantes de una tradición ancestral, Marine de Contes explora su relación con el bilingüismo y la tensión que este provoca en ocasiones, así como las contradicciones surgidas entre el uso del teléfono móvil y el desuso del silbo reactivado por parte de las instituciones. A través de esta lengua, el retrato de esta nueva generación también deja vislumbrar la conciencia del entorno y la cuestión del sentimiento identitario.

Dentro de un enfoque fundamentalmente observacional, la película ofrecerá al espectador una experiencia sensorial que lo adentrará en las relaciones de transmisión y contrastes entre tradiciones y modernidad.


marinedecontes.wixsite.com/marinedecontes

 

ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER