Alberto Martín Menacho

 

 

CINE

albertomartinmenacho.com

alberto.martinm@casadevelazquez.org

 


Alberto Martín Menacho es un cineasta español licenciado en Artes Visuales por la Haute école d'art et de design - HEAD de Ginebra.

Sus obras han sido presentadas tanto en centros de exposiciones como en festivales de cine, entre ellos el Musée de l’Elysée, el Filmmuseum de Munich, en las Journées de Soleure, en el Festival International Entrevues de Belfort o en el Festival Internacional de Cine de Róterdam.

En 2018, su película Mi amado, las montañas recibió el premio al mejor cortometraje en el Festival Internacional de Cine de Las Palmas, el premio Penínsulas en el Festival Internacional de Cine Curtocircuíto y el galardón al mejor montaje en el festival Alcine de Alcalá de Henares.

Antier noche, la película que realiza actualmente, es su primer largometraje. Se trata de una película coral, del invierno al verano, cuya acción se desarrolla durante los últimos meses de la vida de un galgo. Con este telón de fondo se dibuja la historia de cuatro jóvenes, entre herencia y fractura, que trasciende en una reflexión sobre lo que nos construye como individuos, lo que tomanos y dejamos. La residencia en la Casa de Velázquez viene a añadirse a los apoyos ya recibidos por Alberto Martín Menacho para su proyecto: The Screen - ECAM, Ikusmira Berriak - Festival Internacional de Cine de San Sebastián y Tabakalera.

 

EN RESIDENCIA

Durante su residencia en la Casa de Velázquez, Alberto Martín Menacho prosigue el desarrollo de su primer largometraje, Antier Noche. Posando la mirada en las zonas rurales y a través del prisma de la juventud, observa los elementos primitivos del ser humano todavía en práctica hoy, como la caza y los movimientos migratorios. Estudia las dinámicas y los puntos de ruptura, como un eco universal de la historia de la humanidad y de sus resurgimientos contemporáneos.

España es el único país de la Unión Europea que sigue autorizando la caza a la vista de la liebre. Una modalidad cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos y en la que no se utiliza ningún arma. Salvo los perros. El galgo, raza cuya existencia se remonta a más de 3.000 años, es la herramienta de esta caza. Especialmente arraigados en la cultura popular española –tanto en los escritos como en la iconografía tradicional– estos perros son hoy los que más abundan en los refugios, maltratados, debilitados y traumatizados, para aquellos que son encontrados aún con vida. Un perro que es tanto el hilo rojo como un símbolo en el proyecto de Alberto Martín Menacho.

Pero Antier noche no es una película sobre la caza: se convierte en un motivo que nos permite viajar en el tiempo, a través de la violencia inherente a la Historia. En la actualidad la caza ya no se practica como forma de supervivencia sino que es considerada como un deporte, un pasatiempo, una pasión. Una transición entre distracción y supervivencia que recuerda ya la fractura entre un mundo antiguo que desaparece y un mundo moderno que surge.

Así, Alberto Martín Menacho filma en Extremadura el retrato de cuatro jóvenes que viven en el mundo rural y que crecen cuestionando el inmovilismo de su sociedad. Una historia donde la cuestión animal es un elemento recurrente, un encuentro y un diálogo con el pasado, con su tradición y sus rituales.

Antier noche es la historia de estas contradicciones que marcan cada generación y que nos llevan a reflexionar sobre el futuro al que aspiran estos jóvenes de los medios rurales del sur de Europa; un cuento alrededor de la herencia cultural; una historia de amor y de soledad.
 

RURAL - ANIMAL - RITUALES - JÓVENES

 

ÉCOLES FRANÇAISES À L'ÉTRANGER

SÍGANOS

NEWSLETTER